Giménez Riili: “Nos interesa generar una verdadera comunidad”

En cada proyecto que surge, el empresario prioriza el lugar donde vive. Es así que incursionó como inversor en la industria del cine, y ahora, una película de producción internacional se filma en el distrito de Kilómetro 11 del departamento de Guaymallén. Destaca que lo que busca es generar valor para la comunidad.

Por Laura Romboli

Tal vez uno de los propósitos que los seres humanos podemos tener es encontrar “ese lugar en el mundo”. Al descubrirlo, sabemos que nos pertenece, que nos hace ser uno mismo y nos completa la existencia.

Probablemente este sea el caso de Juanchi Giménez Riili, un joven empresario que decidió sumar mejoras y obras a los terrenos que -por designio- eran su lugar para vivir. Es que la tierra que lo vio nacer es la que eligió para quedarse  y le ofreció la convicción que ese suelo que pisa, es donde debe permanecer, como un mandato de sus ancestros.

Con la excusa que en los próximos días se filmará la película “El Vasco” fuimos de visita para el Este mendocino. El lugar del encuentro para la charla no tenía condiciones ni aclaraciones: fue en Kilometro 11, distrito de Guaymallén, desde donde nace una propuesta, un concepto, el de hacer que un sitio sea tan atractivo para los demás y único para los que viven allí, que nos den ganas de conocer.  

Simple y claro Giménez Riili nos aclara de antemano que sabe muy bien lo que busca: “No quiero solo hacer barrios y construir casas. Va más allá de eso. Me gusta generar una comunidad y sobre todo me interesa aportar a la zona, generar valor a este lugar. Si tengo que invertir energía, tiempo y plata, lo haga acá” dice sin dudar el empresario.

Que la gente no se vaya a buscar lo que necesita a otro lugar y más pretencioso aún, que los foráneos elijan vivir acá es la idea de Gimenez Riili, que sonríe cuando cita de ejemplo a los amigos que ya logró traer a esta “ciudad” que tiene hasta un centro urbano en “las puertas” de varios barrios, como avisando que casi no le falta nada.

Entonces, esa tarde, paseamos por el lugar mientras en el bar un grupo de adolescentes ríe y celebra el anticipo de una primavera. Un poco más allá amigas tomando una café y más acá vecinos haciendo compras para el finde. En minutos, los chicos llegan a la Escuela de fútbol (que es “para todos no solo para los que viven cerca” apura en aclarar).  Allá, arriba, como un faro visitamos el Gimnasio abierto las 24 horas; destaca el servicio y de paso pudo corroborar que la música acompaña el movimiento de las máquinas.  Peluquería, jardín de infantes, centro de salud y hasta un instituto de inglés hay en el espacio: “Hago lo que me gusta a mí, pero pienso en qué le debe gustar a los otros también; todo el tiempo investigo qué necesita la gente, qué quieren. Busco sentirme cómodo pero que a la vez sea un servicio para la comunidad, no podría fingir y hacer algo que a mí no me gusta” expresa Juanchi Gimenez Riili.

Y en esa búsqueda constante de ideas, de innovar y de llevar “agua para su rancho” Gimenez Riili se sumó al proyecto de invertir en la industria del cine y fue en una producción internacional, que se filma en Mendoza. A la propuesta de la película, él les ofreció el lugar. “Todo lo que aporte a la zona desde la educación, deporte y el entretenimiento voy a estar presente” sentencia.

Es por eso que en estos días las escenas de “El Vasco” se filman ahí, “en la casa de la esquina” de un barrio de Guaymallén. “Imagino a los actores caminando por la zona, quiero que la gente se sorprenda” destaca el empresario.

En cada paso que damos vemos que cada cartel tiene una historia y en cada tramo de la charla hay mensajes, tan claros como el lema Go East (Vamos Este) que resume todo lo que hace; y otros que, al descifrarlos, tienen el mismo valor y están tan cargados de pertenencia que -sin darse cuenta- nos hace sentir una visita, pero con ganas de quedarnos.

Tan inquieto como empático, tan seguro que lo vuelve exigente, no resulta fácil imaginar a Juanchi Giménez Riili dejando de pensar en algún proyecto por un segundo.

Lo que vendrá será un libro sobre la historia de Kilómetro 11, “todo lo que falta por hacer en Rodeo del Medio” indica, o el asunto pendiente de alguna vez crear una Escuela de música para la vecindad. Estas son las coordenadas que traza para finalizar la charla.

Tal vez, los lugares en la vida nos eligen y están ahí esperando por nosotros. Juanchi Giménez Riilli ya lo encontró: despierta cada mañana pensando que ese rincón de Guaymallén en la provincia de Mendoza es su mejor recompensa.

Suscríbase para recibir las noticias del cluster en su e-mail

¿hablamos?

Asociación Civil Film Andes
CUIT 30-71510244-3 – Pers. Jur. 8131-A-2015-00917.
Serú 270. Bombal DC. Mendoza, Argentina
info@filmandes.com
www.filmandes.com

Organización integrante del CAAR
Corredor Audiovisual Argentino